saludable

12/3/16

Como Potenciar Nuestra Memoria

La memoria es un fenómeno complejo de la mente que nos permite adquirir, almacenar y recuperar información, ya sea a corto o largo plazo.

Se trata de una función principal que nos proporciona una base de conocimientos para comprender el mundo que nos rodea y los acontecimientos que vivimos.

Sin esta habilidad nadie podría aprender, pensar, expresar sus ideas o hacer muchas de las tareas cotidianas que forman parte de la vida.

El problema que muchos ignoran es que, al igual que otras funciones del organismo, esta se va deteriorando con el paso de los años  y va desarrollando trastornos que afectan su capacidad de almacenamiento.

Por fortuna, existen una serie de hábitos y tareas que pueden ayudar a fortalecerla cuando se practican con regularidad desde edades tempranas.

1. Utilizar hilo dental

Utilizar hilo dental
Aunque parece no tener nada que ver, el uso diario de hilo dental es determinante para mantener una buena salud cerebral.

Esto dado a que la placa dental y las bacterias que se acumulan en los dientes son potencialmente peligrosas para las células del cerebro.

Lo que producen es una reacción inmune que ataca las arterias e impide que los nutrientes esenciales se absorban de manera adecuada.

2. Dormir bien

Una buena noche de sueño es esencial para potenciar los procesos cognitivos. Justo al descansar el cerebro trabaja para almacenar los recuerdos y deshacerse de aquellas cosas que considera que son de desecho.

Dormir 6 horas o menos está relacionado con las dificultades para alcanzar la concentración y, a largo plazo, podría influir en el riesgo de demencia y alzhéimer.

3. Incursionar en los juguetes de los niños

Muchos de los juguetes de los niños son herramientas perfectas para entrenar el cerebro y mejorar sus habilidades.

El cubo de Rubik, por ejemplo, es bueno para todas las edades porque agudiza las aptitudes para solucionar problemas.

Este hace que la memoria, las estrategias y destrezas espaciales trabajen al mismo tiempo, lo que fortalece la capacidad para recordar.

4. Incrementar el consumo de omega 3

Otro de los nutrientes que no debe faltar en la alimentación para proteger el cerebro es el omega 3. Este tipo de grasa saludable, incluyendo el ácido docosahexanoico (DHA), tiene un efecto antiinflamatorio y antioxidante que protege las neuronas y el sistema nervioso.

El DHA es un tipo de ácido graso omega 3 que se encuentra en alimentos como el salmón, la trucha y alimentos fortificados.

Su consumo en la dieta regular disminuye la pérdida de la memoria asociada con la edad y previene deterioros cognitivos graves.

La puesta en práctica de todos estos consejos son formas muy fáciles de prevenir el desgaste de la memoria a mediano y corto plazo. Empieza a incorporarlos en tu rutina y mejora tu calidad de vida.

Leer Mas...